Universidad de Las Américas
 Facultad de Medicina Veterinaria y Agronomía

Acceso a Mi UDLA

Alumnos - Docentes

Egresado Destacado:

Home > Leonardo Rivas - Médico Veterinario

Leonardo Rivas - Médico Veterinario

"Pienso que es mejor ser un interesado en lo que nos rodea, que ser el interesante"

Para el médico veterinario residente del Club Hípico de Santiago, Leonardo Rivas, tomar decisiones que tienen que ver con la vida de sus pacientes, como él los llama, implica un manejo constante y de mucho cuidado, cosa que lo hace sentir afortunado por desenvolverse en el área que escogió y en la cual no ha parado de aprender.

Ni los turnos nocturnos, ni las emergencias hacen que Leonardo baje la guardia “creo que estos casos de emergencias son momentos complejos que siempre traen consigo algo que nos puede sorprender”, comenta.


El amor a su profesión hizo que entrara a estudiar a los 27 años, edad en la que el resto está terminando su carrera o derechamente trabajando, pero “la ilusión que uno tiene cuando ansía algo” lo hizo seguir adelante hasta que logró su meta. “Las ganas de estudiar la carrera más linda de todas, según mi opinión, las tenía desde mucho antes, y la decisión de trabajar con equinos simplemente creo que venía conmigo”.

 

¿Cómo llegaste a trabajar en el Club Hípico de Santiago?
Estaba cursando el quinto año de Medicina Veterinaria en el Campus Providencia cuando el Dr. Cristian Madariaga, quien me hacía clases en ese momento, me  comentó que en la Clínica Veterinaria del Club Hípico aceptaban practicantes. Solicité formalmente realizar mi práctica al director de la clínica, el Dr. Mariano Goic, quien aprobó mi solicitud.


Así comencé el período reglamentario de práctica profesional y, una vez terminado, empecé a ir de forma voluntaria, hasta que se generó un cupo para la residencia de la clínica en noviembre de 2011.


¿Cómo ha sido el desarrollo de tu trabajo?
Muy bueno, ha sido una constante evolución de mucho aprendizaje, es un gran lugar para aprender y es necesario estar con disposición para hacerlo siempre,  ya que uno puede adquirir conocimientos de todas las personas y profesionales que trabajan aquí, porque tienen mucha experiencia.


¿Cuáles son los logros que has tenido aquí?
Principalmente los asocio al conocimiento adquirido, el manejo que uno aprende para tratar con un animal de temperamento muchas veces difícil, requiere de tiempo y trabajo. En fin, es una experiencia que valoro mucho.


¿Qué desafíos has enfrentado en términos profesionales?
A pesar de que se me abrieron las puertas tempranamente en el área que me quería desarrollar profesionalmente al entrar a la clínica, creo que sigue siendo uno de los ámbitos de la Medicina Veterinaria en los que más cuesta incorporarse. Hago referencia a esto, porque paralelo a mi trabajo acá, hago ejercicio de la profesión de manera particular, atendiendo equinos en distintos sectores de Santiago. Pero esto no es fácil, cuesta mucho ganarse la confianza de los propietarios de los caballos, es algo que se logra con tiempo, perseverancia, y haciendo un trabajo ético y profesional. Sin duda, creo que abrirse camino en este estrecho ambiente de los equinos y ser capaz de buscar las oportunidades, es el desafío profesional más importante al cual me he visto enfrentado.


¿Cómo te aportó UDLA en este desarrollo profesional?
Principalmente, entregándome herramientas para formar una base en la cual poder sustentar  un conocimiento teórico y práctico, junto con una red de apoyo de docentes capaces de traspasar sus experiencias que, durante el desarrollo de la carrera, a uno lo preparan para enfrentarse al mundo laboral. Pero pienso que la parte fundamental que termina de formar a un buen profesional es el ímpetu con el que uno complementa lo aprendido; hay que ser capaz de investigar y nutrirse de conocimientos constantemente por nuestros propios medios. Es fácil criticar a la universidad cuando no se logran los objetivos programados, pero debemos analizar antes cuánto de ese fracaso es culpa nuestra.

 

En su futuro, Leonardo se ve desarrollando su especialidad equina “alcanzando un óptimo nivel”; sin embargo, luego de realizar unos pasos prácticos para algunos ramos en terreno, descubrió la docencia como un área “muy gratificante” y, sin duda, se transformó en una nueva expectativa laboral paralela en la que le gustaría poder desarrollarse.

AGENDA VCM

Egresado Destacado